Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 12 de septiembre de 2013

Prioridades

Cuando alguien se hace adulto se abren una serie de posibilidades a su alcance y es necesario elegir. Hay quien intenta hacerlo todo y estar en todas partes pero eso sólo garantiza el stress. Se dice que hay personas que han conseguido triunfar en su profesión y con su familia. A mí me parece muy discutible. Por ejemplo, está el caso de Julio Iglesias, que se ha hecho rico con su música, pero está divorciado y me pregunto si ha visto crecer a sus muchos hijos. Eso del tiempo de calidad no me lo he creído nunca. El tiempo es tiempo y los hijos necesitan que estés con ellos aunque no hagan nada especial en ese momento, y eso me temo que es incompatible con un trabajo de éxito.

Lo malo es que nos hemos vuelto muy ambiciosos y existe una competividad tremenda en nuestra sociedad. Cuando conduces un coche de más de diez años te da la impresión de que la gente te mira mal, y no sé si es subjetivo o no, o realmente te miran mal. Cuando llevas un móvil viejo, como yo, te da cierta vergüenza usarlo. Aunque lo cierto es que yo no deseo ni necesito para nada un miniordenador de bolsillo. Cuando no te vas de puente la gente te mira asombrada y no lo entienden, a no ser que lleves años en el paro. Y es difícil vivir esta vida a contracorriente sin sentirte tú mismo un poco bicho raro. Elegir prioridades marca toda tu existencia.

19 comentarios:

  1. Jaja, cuando saco mi movil siempre empiezo haciéndolo un poco avergonzada, y mientras sigo sacándolo pienso - que coño! más ridículo es cambiarlo si sigue funcionando, y además no quiero ni wasaps si internet ni leches, ésto me distingue y me hace ser diferente pero en un sentido guay - y lo saco más feliz que una perdiz, orgullosísima de no ser un borrego.

    Respecto a lo otro, una frase que siempre me ha fastidiado, esa de que los niños necesitan calidad, no cantidad. Vamos a ver...necesitan las dos cosas, y yo entiendo que cada uno hace lo que puede, y que si no puedes ofrecer cantidad intentes que el poco tiempo que pasas con ellos sea lo más efectivo posible, pero me joroba que me traten de vender la moto ¿No se puede? Pues no se puede pero no me trates de covencer de que es mejor así, y de que no hay carencias, porque no es cierto.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. No exagero nada cuando digo que hasta los mendigos llevan smart phones. Yo también siento que me miran, pero me da igual. Lo de los niños siempre me ha molestado mucho porque es lo que dices tú, si no puedes estar con ellos te las arreglas como sea, pero eso no quiere decir que sea lo mejor. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Creo que a los niños se les puede y se les daba dar cantidad y calidad de tiempo. Otra cosa es que no les podamos dar todo el tiempo que necesitan y el que les damos sea de calidad, faltaría más!!!, no es ningún favor que les hacemos, como padres es nuestra obligación. Lo q me ofende y no acepto es que hay gente que como les dan muy poquito tiempo sentencien que su tiempo es de mayor calidad que el mío, y por ahí no paso.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me siento igual que tú. Creo que mi tiempo es de calidad aunque tenga la suerte de pasar más con mis hijos Un beso.

      Eliminar
  4. Eso es como decir"¡Yo me organizo bastante bien, trabajo, llevo las actividades de los niños, atiendo mi casa y tengo tiempo para todo eso! ¡Ja! ¿porqué no somos capaces de reconocer dónde ha quedado la carencia? ¡en algún sitio debe estar! Somos humanos, no máquinas.
    ¡Ah!, supongo que somos de las pocas que todavía usamos el móvil con las teclas roja y verde para colgar-descolgar, jajaja.


    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo siempre digo que el día tiene veinticuatro horas y nadie las puede estirar más. Mi móvil es de los de tapita todavía.:) Un beso.

      Eliminar
  5. Yo no es solo que no me crea lo del tiempo de calidad es que me sienta mal cuando lo oigo. Como si a un niño se le pudiera decir: atento, empieza el tiempo de calidad, aprende y sientete querido, que tenemos poco rato.
    Yo tengo suerte porque he podido compatibilizar razonablemente trabajo y familia, pero al 100% no estoy en lis dos sitios a la vez, eso es imposible.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, un niño te necesita cuando te necesita y no pueden esperar. No entienden de prioridades. Un beso.

      Eliminar
    2. "atento, empieza el tiempo de calidad, aprende y siéntete querido, que tenemos poco rato" :D :D buenísimo :)
      También se puede revisar que es "triufar" o "tener éxito"; se puede triunfar o tener éxito sin ser el número uno entre los números uno, sino más bien alcanzando el objetivo que uno se ha propuesto :)

      Eliminar
    3. Lo que ocurre es que nadie más que tú te considerará un triunfador. Un beso.

      Eliminar
  6. Pues Susana a mi me importa un bledo lo que opinen los demás. Ya sabes lo de "ande yo caliente ríase la gente".
    Y conforme pasan los años mas me reafirmo en esta idea que por otro lado es absolutamente liberadora.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si a mí también, pero me molesta que me tomen por tonta. Un beso.

      Eliminar
  7. Debemos darle importancia a lo que verdaderamente lo tiene, ni más ni menos
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo difícil es decidir qué es lo realmente importante. Un beso.

      Eliminar
  8. Pues yo siempre me he sentido muy orgullosa de lo que he tenido. cuando era bueno ¡genial! cuando era normal pues ¡genial!
    Creo que las prioridades la sponemos nosotros mismos y somos responsables de sus resultados.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La responsabilidad no está de moda, ya sabes. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.