Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 17 de septiembre de 2013

Adopciones homosexuales

A lo largo de miles de años de existencia, la humanidad ha ido desarrollando una serie de códigos de comportamiento más o menos universales. Así que no me vale que me digan que en las Islas Molucas no se siguen esas normas. Hablo de reglas que han pervivido a lo largo de la historia y en la mayoría de los lugares de la Tierra. Está entre ellas considerar familia a la unión de un hombre y una mujer con los descendientes de ambos. Luego están las excepciones por circunstancias de la vida, pero como bien dice el dicho: la excepción confirma la regla. Así que, el hecho de que en pleno año 2013 de nuestra era de pronto se quiera considerar que existen otra clase de familias, organizadas por individuos del mismo sexo que son naturalmente estériles e hijos adoptados o creados artificialmente para la ocasión, es algo que me resulta profundamente antinatural y forzado.

Cualquier especie animal sabe distinguir a su pareja y a sus crías entre miles de ejemplares. Es algo inscrito en nuestros genes. La necesidad de buscar familias para los huérfanos no justifica inventar nuevos matrimonios, porque por desgracia existen muchos que no pueden tener hijos por razones médicas y hay candidatos de sobra. Sin embargo, un niño necesita tener un padre y una madre para crecer mentalmente saludable. Cualquiera que haya vivido sabe que los hombres y las mujeres no somos iguales o intercambiables en nuestra forma de ser. Las hormonas sexuales producen diferencias incluso en el cerebro. Uno es como es, no como se siente. Y los niños no deben ser nunca conejillos de indias para experimentos sociológicos. La adopción es un derecho del niño, no de los padres. No existe el derecho a tener hijos.

15 comentarios:

  1. Yo conozco dos casos de dos parejas de lesbianas. Como la mujer lo tiene fácil, una de cada pareja han ido a una clínica para quedarse embarazadas de donante anónimo. Pero una de ellas como no tenía bien los óvulos y había fracasado varias veces, le fue implantado el óvulo de su pareja con esperma de donante. Con lo cual ella se ha quedado embarazada, y ha tenido una niña que legalmente es suya, pero que biológicamente no lo es. Ves a la niña y se parece a su pareja, algo muy raro.
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver cómo le explican a la niña que su padre era una probeta y que su madre legal no es la biológica. Pobrecilla. Espero que no acabe como Paris Jackson. Un beso.

      Eliminar
  2. Dos hombres nunca podrán sustituir a una madre, ni dos mujeres a un padre. Ya sé que el tema no es popular pero si no voy a hablar de esto mejor cierro el blog. Creo que alguien tiene que decirlo.

    ResponderEliminar
  3. Lo único que debe prevaler en una adopción o en un tratamiento de fertilidad igual que con los hijos nacidos de forma natural, es el Amor, un niño criado con amor es un niño sano, con dos padres, con dos madres, con uno sólo de ellos o en una familia "normal", yo prefiero ver a un niño en una familia sea como sea que este compuesta esta, que verlo en un orfanato, si tiene amor será un niño sano, la homosexualidad no es una enfermedad ni se contagia, una niña que viva con dos lesbianas no necesariamente lo será, quizás sus gentes ya están programados para que lo sea por que esa seria su naturaleza aunque ella viviera en una familia heterosexual sería lesbiana, lo más probable es que sea heterosexual aunque viva con una familia de lesbianas gays, travestís o con la familia que sea.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estoy de acuerdo contigo. En primer lugar en España no quedan niños para adoptar en orfanatos. Por eso los homosexuales los están creando a la carta. En segundo lugar, está ya demostrado que los hijos de homosexuales son al menos bisexuales. Es pronto para hacer estudios pero con los que han llegado a la adolescencia ya se ve la tendencia.
      La homosexualidad no es genética. No existe un gen homosexual. Es un comportamiento adquirido. Por eso los niños necesitan tener cerca un ejemplo masculino y otro femenino, para poder elegir precisamente lo que prefieren. De otro modo están condicionados. Un beso.

      Eliminar
    2. Con todo respeto, y aclarando que soy católica como tu.
      Me parece que debes estudiar más el tema, tengo chicos y chicas conocidas homosexuales y los padres son tan heteros como nosotras, y son tan felices con sus vidas que no sería capas de reprochárselo, se les notaba desde niños (pequeños) la tendencia hacia los gustos del sexo opuesto al de su nacimiento.
      Yo soy uruguaya y aquí lamentablemente niños para adoptar hay y muchos.
      No creo que debas cerrar el blog ni que no debas hablar de esto o aquello, generar debate es muy sano, y este es tu espacio.
      Ahora si sólo quieres comentarios que te sean favorables, no apruebes los que no te gustan, el blog es como la casa de uno y si alguien no te gusta no lo dejas entrar
      Besos

      Eliminar
    3. Creo que la religión no tiene nada que ver con esto. Yo no tengo nada contra los homosexuales siempre que no se les permita adoptar niños o crearlos mediante fecundación artificial. Me preocupan los niños. Lo de la tendencia desde la infancia se explica de modo psiquiátrico, porque a menudo son los propios padres los que las promueven. El típico caso de la madre despegada o el padre que quería tener un hijo y no una hija.
      En cuanto a tu comentario, si lo he aprobado es porque me parece respetuoso y claro. Otra cosa es que yo no esté de acuerdo y lo diga. De ese modo se enriquece el debate. Un beso.

      Eliminar
  4. Los hijos tienen derecho a tener padre y madre.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, los hijos adoptados de homosexuales siguen teniendo padre y madre, sólo que a uno de los dos no les permiten conocerlo. Un beso.

      Eliminar
  5. Estoy en desacuerdo contigo en lo importante de tu mensaje. Pero no comento por eso, sino porque el tema me da pretexto para mencionar algo que pensé con tu entrada en la que mencionas la Revolución Francesa: eres un ejemplo de congruencia. Todo lo que escribes, ejemplos, comentarios, lo desarrolles poco o te extiendas más, es congruente entre sí y congruente con los principios que has declarado. Eso no se ve tanto y es de apreciarse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te agradezco mucho que aprecies mi discurso aunque no estés de acuerdo. De eso se trata, de poder dialogar incluso con los opuestos. Un beso.

      Eliminar
  6. Veamos, adopciones aparte:

    Me parece que yerras en el diagnóstico de la homosexualidad, al menos de una parte de ella muy significativa. Lo digo porque tenemos un sobrinito, de padres perfectamente heteros y además bastante conservadores (lo digo por el asunto de "promover" ciertas actitudes en los hijos) que es, con todas las letras, una niña más. Y lo es desde muy muy pequeño. Ahora tiene 11 años, pero desde mucho antes siempre ha preferido los juegos de niñas, incluso las cocinitas. Cuando lo ves jugar, siempre obvia a los primos y va con las primas, y es todo, gestos, maneras de expresarse, todo. Y repito, desde bien pequeño. Por supuesto los padres, lejos de alentar estos comportamientos, estaban bastante preocupados hasta el extremo de consultar con algún psicólogo. Y la respuesta fue clara y a muchas bandas: su hijo está perfectamente sano, es una persona sin ninguna clase de tara y, además, con una tendencia clara hacia el comportamiento femenino.

    Es obvio que nuestro sobrino nació así. Y también es obvio que no está enfermo (eso es lo que mantenía cierto psiquiatra español de hace algunas décadas, además de los psiquiatras que provienen de ciertas corrientes fundamentalistas). Pienso que estás equivocada en eso y a la experiencia me remito.

    Otra cosa es el tema de los niños. Efectivamente, yo pienso que el contexto ideal para la educación de un niño es el padre y madre, por muchos motivos, sobre todo porque, como dices, hombre y mujer son en muchos aspectos distintos y representan polos que, complementados, ayudan al crecimiento del infante.

    Pero no hay que mezclar las cosas.

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El cerebro humano es tremendamente complejo. Me temo que hay enfermedades mentales como la esquizofrenia que aparecen ya desde la niñez. Habría que estudiarlo a fondo para ver por qué ese niño eligió ser una niña. Cada caso es diferente. Lo que está claro es que el número de homosexuales está aumentando debido a la promoción que se hace en los medios de comunicación.
      De todos modos, a mí no me molestan personalmente. Lo que no quiero es que les den niños en adopción. Por lo demás, cada cual con su vida hace lo que le parece. Un beso.

      Eliminar
  7. Ya sabes que no estoy de acuerdo contigo en este punto.
    Creo que un niño lo que tiene que tener es estabilidad, amor y educación y yo vivo el dia a dia de niños adoptados por homosexuales, perfectamente criados, educados y queridos.
    La orientación sexual, no condiciona la crianza de un niño, la condiciona cómo sean aquellos que estan al cargo del pequeño.
    Hay homosexuales no capacitados para criar a un hijo igual que heterosexuales. Son otros factores los que hacen a unos padres aptos.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como ya he escrito antes, un niño no es una mascota. No le basta con alimentación y cariño. Necesita unos patrones de conducta que una pareja del mismo sexo no le puede proporcionar debidamente. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.