Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 30 de septiembre de 2013

Acontecimientos

Como ya sabéis mi padre falleció el día veinticuatro de madrugada con ochenta y seis años. Llevaba cuatro años en diálisis y ya no soportaba el tratamiento. En ese tiempo la verdad es que ya le habían desahuciado tres o cuatro veces, así que ya estábamos hechos a la idea. Ha sido un duelo prolongado en el tiempo, de modo que ahora en cierto modo nos sentimos aliviados. Eso no significa que no esté hecha polvo, pero en fin, la vida sigue. Mi padre ya no era ni la sombra de quien había sido. Estuvo trabajando hasta los ochenta años, hace dos dejó de caminar, hace uno que dejó de oir y hace unos seis meses que ya no podía leer. Así que estaba incomunicado.

Sin embargo, conservaba todavía la mente en perfecto estado hasta que le pusieron la sedación en el hospital.  No es porque fuera mi padre, pero nace un hombre así cada muchos. Ha dejado un gran vacío en nuestras vidas. Ahora para intentar distraerme he decidido apuntarme a clases de inglés por la tarde, de repaso; y clases de taichi por la mañana dos días por semana, a ver si de ese modo consigo que se me acabe de curar la tendinitis del brazo izquierdo. Me temo que estoy intentando abarcar demasiado pero al menos tendré que intentarlo. Lo que no puedo hacer es quedarme en casa pensando, que han sido ya muchos meses de sufrimientos y necesito una sanación física y espiritual. Muchas gracias por vuestras frases de apoyo y vuestras oraciones. Besos.

20 comentarios:

  1. Te acompaño en el sentimiento y lo siento muchísimo de verdad. Muchos besos
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Lo siento. Ánimo y fuerza para superar estos tristes y duros momentos. Que Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  3. Que los vacíos se queden para siempre, no significa que tengan que doler siempre. Así, ocupándote de ti, te sentirás mejor pronto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. es bueno distraerse . debes que recordar que tu padre ya esta descansando y que ahora te toca vivir a ti . mi abuela tiene 93 y pues hay que prepararse en cualquier momento puede ser su partida.


    te espero por el blog


    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi padre ha sufrido mucho en el último año. Aun así, cuesta hacerse a la idea. Un beso.

      Eliminar
  5. Es difícil decir ésto, espero que no me malinterpretes, pero llegados a un punto sin retorno, sin esperanzas de mejorar ni curarse y sufriendo, creo que lo mejor para el afectado y sus familiares es una buena muerte, sin dolor y tranquila.
    Cuando mi abuela murió estuve tres días sin parar de llorar practicamente ni un momento, pero sabía que era lo mejor que podía sucederle después de un año con cancer, sufriendo y consumiéndose por momentos.
    Besitos, guapa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, si tienes razón, si lo mejor es una muerte rápida e indolora. Lo que ocurre es que cuando te acuerdas del fallecido no tienes en la mente la idea del enfermo terminal sino la de la persona que era antes. Un beso.

      Eliminar
    2. Por supuesto, esa para siempre en nuestro recuerdo

      Eliminar
  6. Te vendrán bien las clases, la mente necesita dejar espacio para otras cosas que no son el sufrimiento.

    Besos

    ResponderEliminar
  7. Lo siento mucho Susana, cuídate, él ya descansa en paz, un beso

    ResponderEliminar
  8. Hay que pensar que él descansa después de un duro año, que seguro también lo ha sido para tí. Ahora toca intentar recomponerte de la mejor manera posible. Animo y besinos

    ResponderEliminar
  9. Cuídate, es necesaro reponerse de estos trances.
    Besazo

    ResponderEliminar
  10. Ánimo con esa sanación, con esos nuevos proyectos.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.