Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 26 de octubre de 2012

El poder de la madre y la homosexualidad

Hace muchos muchos años en un lejano blog recuerdo que escribí un post llamado El poder de las madres y no conseguí explicarme muy bien. No sé si lo conseguiré ahora. Eso de que las mujeres somos el sexo débil es evidente físicamente pero completamente falso en lo demás. Hay de todo como es natural, pero una mujer que sabe usar sus armas puede conseguir lo que desee. Si eso es una norma en muchas parejas donde la mujer lleva la voz cantante, lo es más todavía en relación con los hijos. Una madre posesiva puede ser un verdadero handicap para el desarrollo de un niño. Dentro de nuestra misión está, sin duda, saber apartarnos a tiempo. Hay que ejercer ese poder con responsabilidad.

Sin embargo, no todas las mujeres tienen la madurez emocional suficiente para permitir que sus hijos busquen su propia identidad al margen de la materna, especialmente los varones cuando buscan identificarse con su padre. Existen muchos casos por desgracia de padre ausente o incapaz para las relaciones familiares; por lo cual el hijo se queda apegado a su madre de un modo antinatural. No hace falta que explique que la gran mayoría de los homosexuales tienen esa clase de relación exclusiva y excluyente con sus madres. No es casualidad, sino que yo opino, y muchos psiquiatras, que es precisamente la causa de su elección sexual. Una madre apocada puede provocar el efecto contrario de rechazo de la feminidad en sus hijas. De ahí los complejos de edipo y electra.

20 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hasta hace cuatro días históricamente hablando se consideraba la homosexualidad como una patología psiquiátrica. Un beso.

      Eliminar
  2. Seguro que la afirmación de que "la gran mayoría" de los homosexuales tienen esa clase de relación con sus madres, no salió de una investigación científica con una muestra representativa del universo (es decir, la población) de homosexuales, y menos, de un estudio con grupo control (de no-homosexuales), para hacer contraste.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Silvia. No hace falta una investigación científica porque basta con leer cualquier entrevista a algún homosexual reconocido y además es "vox populi". Quiero decir que toda la vida ha sido así, antes de que vinieran los ideólogos de género a intentar convencernos de que ese comportamiento es normal. Un beso.

      Eliminar
  3. Sé que mi comentario no encaja con el post pero no sabía donde preguntártelo...En referencia a la "fiesta" del cordero musulmán, si una secta sacrifica un solo animal la tachan de sanguinaria y, sin embargo, si millones de animales son sacrificados a la misma hora en todo el mundo por los musulmanes se dice que es un acto de amor hacia dios? Algo no cuadra...

    ResponderEliminar
  4. Bueno, naturalmente yo no soy musulmana y no voy a defender esas prácticas. Desde mi punto de vista sólo puedo decir que la Biblia afirma: misericordia quiero y no sacrificio. De hecho Jesús acabó con la costumbre judía del holocausto animal.

    ResponderEliminar
  5. Entre mis amigos homosexuales, que no son muchos, pero tamoco son unos cuantos, hay de todo. Gente con madres dominantes y gente con madres pusilánimes. Creo que influyen muchos más factores que unos cuantos. La cosa es más compleja de lo que parece.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También hay que tener en cuenta que los homosexuales se dividen en activos y pasivos. Yo me refiero a los que antes se conocía por maricas, que son los que están enmadrados, no sus parejas. Un beso.

      Eliminar
  6. Susana no conozco mucho sobre este tema, pero a un par de niños que he tratado parecía que lo llevaban escrito en sus genes sin que influyera la educación que recibían de sus padres. De hecho tenían hermanos que recibían la misma educación de sus padres y eran muy diferentes. Mera observación, pero seguro que habrá estudios serios al respecto como comentas.

    Un cariñoso abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que yo he tratado con muchos niños y nunca he encontrado casos así, pero si tú lo dices los habrá. Pero me recuerda el caso de Angelina Jolie, que teniendo tantos hijos sin embargo a la mayor le está metiendo en la cabeza que se comporte como un chico. Un beso.

      Eliminar
  7. Pues contrarrestaré con tres casos muy marcados de mamás bastante dominantes y los hijos heterosexuales (diría "me consta" pero suena feo, aunque sea cierto). Creo más bien que lo que comentas es uno de esas leyendas urbanas que a veces dejamos entrar. Yo por lo pronto cuido mucho a mi niño y sé que me equivocaré como se equivocaron mis padres, y como se equivocaron mis abuelos y sus padres, y sus abuelos. Pero sé que mis deseos sexuales son míos, no de mis ancestros (aunque quién sabe).
    Uno de mis amigos homosexuales tiene una mamá así, otro no. Me pasa como a Dolega, creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, supongo que también depende de si el niño tiene una personalidad marcada o es más influenciable. Es curioso porque yo no conozco ningún homosexual reconocido y sin embargo parece que todo tenéis varios amigos...
      Yo me refiero a que un niño para crecer sano necesita una relación equilibrada con su madre y con su padre, es decir un ejemplo masculino y otro femenino. Un beso.

      Eliminar
  8. Toda la vida ha habido niños que se han criado sin padre o sin madre, pero con otros miembros de la familia y sin problemas. Lo malo es digamos cuando la madre quiere suplir sus propias carencias volcándolas en su hijo de modo que no le deja madurar. Entonces se vuelve dependiente y no puede ir con otras mujeres porque tiene demasiado idealizada a su propia madre, o en algunos casos al padre, aunque es más raro.

    ResponderEliminar
  9. Una preguntilla: ¿Qué pasaría si dos hombres adoptan un hijo? Debería salir todo un machote, ¿no?.

    ResponderEliminar
  10. Me alegra que me digas eso, porque es justamente al contrario. He dicho que un niño para crecer mentalmente equilibrado necesita tener un ejemplo masculino y otro femenino en su vida. Si sólo tiene dos masculinos, aunque uno de ellos haga el papel contrario, no podrá definir bien su personalidad. Ya se empiezan a ver los resultados de esta clase de experimentos y esos niños son carne de psiquiatra.

    ResponderEliminar
  11. En todo caso quiero dejar claro que hablo de casos extremos de relaciones patológicas, no que todo niño unido a su madre tenga que salir gay.

    El poder de la madre es tal que si todas las mujeres musulmanas decidieran educar a sus hijos en la igualdad acabarían con la discriminación que sufre la mujer. Para evitarlo, les quitan a los niños varones a los cuatro años y los mandan a la escuela coránica, donde los instruyen en sentido contrario.
    Sin embargo, el hecho de criarse entre hombres alejado de las mujeres también es un factor que favorece la homosexualidad. Hay varios.

    ResponderEliminar
  12. Según sus explicaciones: Los hijos que están aferrados a su madre tienen muchas posibilidades de salir homosexuales y los que no lo están, también. Entonces, ¿en qué quedamos?
    Sigo sin entender su entrada.
    Me gustaría que lo aclarara y no sólo por mi, si no por la gente que pase por su blog y vea tales contradicciones.
    Gracias

    ResponderEliminar
  13. Gracias por darme pie. Si consideramos la homosexualidad como una patología psiquiátrica, resulta que no hay una sola manera de enfermar. Está el caso de los niños que no se despegan de su madre, pero también el de aquellos que se crían entre varones exclusivamente. También hay casos entre niños que han sufrido abusos sexuales y acaban aceptando esto como lo normal. Luego están también aquellos varones que han tenido experiencias traumáticas en relación con alguna mujer y han decidido rehuirlas.
    Existen tratamientos para curar la homosexualidad y dependen naturalmente del factor que haya desencadenado la patología. Yo sólo me refería a uno de ellos en este post.

    ResponderEliminar
  14. Hola Susana, coincido contigo en el fondo de todas tus apreciaciones en este tema. Creo que hay una minoría de homosexuales que "nace" y una mayoría que "se hace" y el lobby gay hace lo posible para conseguir prosélitos para justificarse en el número. De entre los que "nacen", también muchos lo son porque la madre durante el embarazo ha estado deseando y predispuesta a tener un hijo del sexo contrario al que vino, imaginándolo, mirando ropas del otro sexo... La influencia de la madre y la educación empieza antes del nacimiento, desde la misma concepción e incluso antes. Hay libros precisos sobre ese tema y hay que leer a Jodoroswky para saber que somos la suma de nuestro padre y nuestra madre... Dirán entonces ¿porqué los hermanos son tan distintos? Pues porque, aparte de los genes y obviando el influjo de la educación posterior que ya se ha comentado, el pensamiento, el ánimo y las circunstancias de salud, vitales, económicas... que tengan los progenitores en el mismo momento de la concepción influye y "crea", predispone al futuro nascente... Eso en la voz popular se tiene muy claro cuando se dice, en el argot granaino pero también de toda andalucía, "¡ese es un malafollá" o "Qué buena follá tiene ese!"

    ResponderEliminar
  15. No se me había ocurrido pensar que la mujer pudiera influir al niño ya desde el embarazo. Yo me resisto a creer que existan niños homosexuales. Hay niños más introvertidos que no juegan al futbol ni les gusta hacer el bruto, pero eso no significa que tengan que ser futuros homosexuales, sino tal vez que son más intelectuales. Desde luego, les hacemos un flaco favor insinuando que todo niño al que no se le dan bien las chicas es gay. Los adolescente ya tienen bastante lío de cabeza para hacerles dudar sobre su sexualidad. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.