Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 15 de julio de 2011

Consumismo electrónico

En Comando Actualidad he visto un reportaje muy interesante grabado en un conocido centro comercial de electrónica. Entrevistaban a la gente sobre lo que habían comprado y si realmente lo necesitaban. La mayoría reconocían que tenían ya otro televisor, otro ordenador y varios móviles en su casa. Sin embargo, sentían la necesidad de comprar el último modelo de la tecnología. El problema es que esos aparatos se quedan anticuados cada mes; de manera que el gasto para sustituirlos es inacabable. La gente que entra en esa espiral necesitan un presupuesto enorme para mantener su pulsión compradora, o bien se endeudan continuamente con créditos personales para poder sufragarla.

Viene a ser algo parecido a la adicción al juego. Reconozco que a mí también me tienta. El otro día estuve en una de esas tiendas y vi un ordenador pequeñito blanco que resultaría ideal para seguir mi blog cómodamente sentada en el sofá. Pero ya tenemos un ordenador en casa, dos portátiles, un ipod, tres mp4, cuatro móviles, una agenda electrónica y un e-book. No necesitamos más aparatos. Además, está el problema del consumo energético. Que luego se habla de que hay que reducir la contaminación de las centrales térmicas. Las nucleares están casi paralizadas y las renovables no cubren el consumo nacional. Así que acabamos comprando un ochenta por ciento de la energía a otros países. La única solución es consumir menos, pero no resulta nada fácil renunciar a estas comodidades.

14 comentarios:

  1. Por desgracia el consumismo siempre ha estado prsente. Ahora ocurre con los aparatos electrónicos pero en todas las épocas ha habido, según la moda de cada momento. Compramo csas que no necesitamos, que en algunos casos crean teleraña. Y luego exite mucho el querer parentr ane los demás.
    Beosazules
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Sí, la verdad es que yo también tengo los armarios llenos de cosas que no utilizo. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. jaja He alucinado con todo lo que hay en tu casa...Bueno la verdad es que yo con el móvil y el portatil...voy ya completita, pero es cierto que hoy en día lo que se lleva "en las casas" es tener de TODO. Un besito

    ResponderEliminar
  4. Diogenes decía: "me alegro cuando paso por el mercado y veo cuan poco necesito", así que es más rico quien necesita menos...
    En casa hay aparatos electrónicos que son un lujo tenerlos, disfrutar de la tecnología es también un lujo para muchos... sin embargo es como tu dices, que tanto necesitamos todas estas cosas?
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Me has dejado como a Winnie, alucinado... A mi la verdad es que me encanta la tecnología, no lo voy a negar, pero no me considero muy consumista en ese sentido. Me parece un poco una tomadura de pelo, todo cuanto gira en ella. Hoy sacan un ordenador con X características, y al día siguiente sacan otro igual, pero mejor... lo veo como un timo. Yo lo llamo, el timo de la cuchillas. Es como la cuchillas Gillette. Cada año sacan una nueva, con una nueva estupidez. Hoy con dos cuchillas, mañana con tres, al día siguiente con cuatro... y cuando ya no hay más cuchillas que ponerle, pues le ponemos una barra de gel arriba, luego otra abajo. Y cuando parece que el negocio se ha acabado, aun queda esperanza, la Gillette con motor que mueve el cabezal para un mejor afeitado, eso sí, ¡ten cuidado de no mojarla!. En fin...que me voy del tema... La tecnología es necesaria, de eso no cabe duda, pero con un buen consumo. Un saludo! Ah! Y en mi casa hay dos televisores, dos dvd-video, dos ordenadores, un ipod y dos móviles. (Somos la familia del dos jajaj) Que tengas un buen día!

    ResponderEliminar
  6. Winnie. Es que cada hijo tiene lo suyo.
    Florialv. Ahora parece que ya no podemos vivir sin esas cosas.
    Indiyon. Sí, lo de las maquinillas es algo parecido.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. El mundo de la tecnología nos atrae y nos conmina a ponernos al día. Queramos o no, entramos en una espiral difícil de evitar.
    Compramos con toda ilusión el último aparato con tecnología punta y al mes siguiente, el aparato parece del paleolítico

    ResponderEliminar
  8. Susana... No sé si voy a ser capaz de escribirlo sin que me pase como a Mafalda cuando dijo que no tenía tele. No tengo móvil... Los cuatro ciudadanos sí tienen, pero consumen lo que pueden costearse con clases particulares, canguros... Ordenadores: los justos y necesarios. Y una televisión que obliga a consensuar. Casi mejor que no publiques este comentario. Parece un alarde de algo y nada más lejos de mi intención.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Mercedes. Te borré un comentario porque estaba duplicado. Yo también lo compro con toda ilusión.
    Sunsi. No alardeas, mujer. Admiro que puedas vivir sin el móvil. Yo soy la primera enganchada a este "vicio".
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Pues yo de lo único que me considero adicta y consumista es de las plantas. Allí donde hay un vivero estoy yo, debatiéndome entre comprar una gardenia o una madreselva... No me puedo resistir!

    Un beso enorme

    ResponderEliminar
  11. A mí también me encantan las plantas pero no tengo sitio para más. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. ...no creo que todo eso sea por la electrónica de los aparatos. lo sugerente de esos móviles, y portátiles es la capacidad que tienen, para ser instrumentos de comunicación entre las personas... voz, imagen, texto... todo eso cabe en la "palma" de nuestras manos , y nos acerca unos a los otros. Desde luego el ser humano es un adicto a comunicar, y comunicar-se (yo al menos) bss!

    ResponderEliminar
  13. Tomae. Si pero yo creo que la comunicación real es la que se produce en persona. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. ...jaja Susana, acabo de acercar mi "mejilla" a la pantalla a recoger todo lo virtualmente que pueda ese beso, Gracias! ;)

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.