Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 22 de julio de 2011

Artrosis y vigorexia

Estaba yo en la cola de la compra y delante mío había un joven muy musculoso con un carro lleno. Yo pensaba que se iba a llevar su compra y me extrañó que solicitara el envío a domicilio. Hablando con la cajera, le oí decir que tenía artrosis debido a los sobreesfuerzos que había estado haciendo durante años. No es la primera vez que lo escucho. Creo que a Stallone también le ocurre eso. Porque resulta evidente que la musculatura puede desarrollarse pero las articulaciones siguen siendo las mismas. Si se ejercitan en exceso, se desgastan. Cuando veo las máquinas de "tortura" de los gimnasio, me pregunto si la gente sabe el riesgo que está corriendo abusando de esa clase de ejercicios, o bien de la bicicleta estática u otros deportes intensivos.

La vigorexia es el equivalente de la anorexia en personas que se obsesionan por su buena forma física. Un poco de ejercicio regular es algo aconsejable, pero no largas horas de gimnasio al día. Como todas las obsesiones, perjudica física y psicológicamente a los que la padecen. Sin embargo, es un trastorno poco conocido por el público en general. Resulta triste comprobar como un hombre joven ha podido echar a perder su salud por abusar de sus propias capacidades. Es culpa de esta sociedad de la imagen donde continuamente nos están venerando la famosa "tableta de chocolate", como si un hombre o una mujer no fueran más que un físico más o menos atractivo, sin nada debajo; sin una personalidad que los hace únicos y valiosos por sí mismos.

14 comentarios:

  1. Lástima cómo a algunos les llega a obsesionar la apariencia física. Yo a Dios gracias ya lo superé lo poco que me preocupaba. Un beso

    ResponderEliminar
  2. Como siempre, está detrás el dinero. El negocio de los gimnasios que favorecen estas actitudes. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Yo estoy en contra del deporte profesional, de las olimpiadas, y de todos esos excesos. No me parece ningún modelo para la juventud destrozar su organismo para tardar tres décimas de segundo menos en llegar del portal de su casa al kiosco.

    Del negocio que supone el deporte profesional ya hablamos otro día.

    El deporte, MODERADO, sirve para encontrarse mejor como complemento de una vida sana. Y no tiene nada que ver con anabolizantes, esteroides, dietas especiales, entrenamientos interminables que esclavizan al "deportista"...

    En el deporte sólo cuenta uno, el que gana, el que queda primero. Los demás no existen. Me parece un modelo pésimo. Si al menos se premiara la superación personal... Luego se quejan de vivir en un mundo competitivo.

    Por cierto, yo he hecho deporte, y deporte de competición. No soy deportista de sofá los domingos.

    En fin, para ser mi primer comentario en tu 'blog', me has tirado mucho de la lengua sin querer. :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Es cierto. Resulta triste pensar que de tantos que lo intentan sólo unos pocos tienen éxito. Tanto esfuerzo y tanto tiempo desaprovechado, sin contar con sus problemas de salud. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Sólo cosechas si sembraste. Y muchos que abusaron de algún deporte en extremo, seguramente estarán sufriendo algún tipo de consecuencia. El vicio de hacer deporte se hace una necesidad, requieres de él y sales diariamente a quemar calorías y tal vez angustias. NO hay futuro, sólo un presente. Pero el futuro llega con dolores, después con incapacidades.
    Sucede tambien que algunos deportistas no se hacen valorar por un especialista para identificar factores de riesgo, que el día de mañana se expresaran.
    Es hermoso correr por las mañanas entre las hojas, viejos caminos, cerros y bajadas y sentir el gozo de la vida, parecería que tienes alas en los tobillos. Ese placer cuesta y cuesta mucho.
    Un abrazo por tan contundente llamada de alerta.. Rub

    ResponderEliminar
  6. Todo lo que se haga con moderación y cuidado tiene que ser positivo. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. A mi tampoco me gustan los excesos, por que a la largas hacen daño.
    Y es cierto de la vigorexia poco se habla.

    A mi me gusta correr por salud, por recreación, y una que otra carrera pero sin excesos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Creo que el problema son más bien las máquinas de los gimnasios. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. ...no conocía el término Susana, bueno me sonaba pero no había caído en él, gracias por traerlo. Aunque te he de reconocer que estoy en una época muy poco "vigor" y no es que tuviera la otra época anterior muy deportista, pero te reconozco que cuando "quemo" calorías a tope (a veces gimnasio) reconozco que no me sienta nada mal. Bss!

    ResponderEliminar
  10. Eso depende de saber dónde está el límite de cada uno.

    ResponderEliminar
  11. Toda obsesión es mala, si traspasamos la línea, corremos el riesgo de transformar un hobby en una adicción y es entonces cuando nos puede hacer daño.
    Besos azules
    Ana

    ResponderEliminar
  12. Es cierto. La obsesión complica todo. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Susana, como verás siempre entro con retraso en tu blog y es que he probado todas las maneras para suscribirme y ni por esas.
    Aquí estoy para comentarte que estoy en contra del esfuerzo físico desmesurado, porque destroza al individuo a la larga y para que haya espectáculo acuden a las drogas (casi todos).
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  14. Creo que basta con darle al botón de Participar en este sitio. Lo de las drogas también es un problema. Besos.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.