Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

sábado, 18 de junio de 2011

Nosotros, ellos: nosotros

Quiero empezar este blog haciendo un merecido homenaje a los inmigrantes en España. Especialmente a los que cuidan de mis padres. No sólo porque lo hagan correctamente, sino por el cariño y la dedicación que demuestran. Ya sé que hay de todo y que algunos no ponen interés en integrarse en la sociedad, pero en general se han adaptado muy bien, especialmente los hispanos. Los que yo trato habitualmente resultan ser buena gente, muy trabajadores, amables y educados. Cuando ya llevan un tiempo en nuestro país, algunos se acaban contagiando de nuestras malas costumbres, como la de no pedir las cosas por favor y no dar las gracias; y sobretodo del vicio de no sonreir, que está tan extendido. Pero muchos conservan su carácter y da gusto relacionarse con ellos. Además, donde yo vivo, los chicos jóvenes se han mezclado formando muchas pandillas y parejas mixtas.

Siendo así, espero que acaben quedándose a vivir en España, ya que son un elemento enriquecedor muy valioso y necesario. Hay quien dice que sólo se casan con españoles para conseguir los papeles, y habrá de todo; pero lo cierto es que la mayoría los logran por sus propios méritos. A base de mucho sacrificio, de jornadas de trabajo de diez horas, con fines de semana y sin vacaciones. En el servicio doméstico, cuidando de niños y ancianos como si fueran de su familia. En los trabajos más duros que los nacionales no quieren. Para que luego les acusen de estar haciendo competencia desleal al aceptar sueldos más bajos. Simplemente, la necesidad obliga. Pero, ya se sabe que, cuando vienen las vacas flacas, siempre se buscan culpables. Yo, personalmente, les estoy muy agradecida.

2 comentarios:

  1. Buenas tardes, Susana.
    Me alegro de que por fin hayas decidido abrir los comentarios. Siempre y cuando sea el principio de un debate abierto y libre basado en el respeto y en la comprensión ajena.
    Sólo quisiera hacerte una puntualización (pequeña, pequeñita), y es que no llames a los inmigrantes que vienen de suramérica 'hispanos', ya que no lo son. Los inmigrantes de suramérica con suramericanos (como los de centroamérica son centroamericanos). Me paso la vida haciendo esa distinción, ya que los hispanos somos históricamente los españoles, los que hemos nacido en la antigua Hispania. Tampoco se les puede llamar latinos, porque tampoco lo son. Ellos jamás fueron conquistados por el Imperio Romano y, por lo tanto, jamás hablaron latín.
    No así, los griegos, alemanes, británicos, franceses, sirios, egipcios, mauritanos...
    http://4.bp.blogspot.com/_u0el6gy4gVI/TUpgI4SIhCI/AAAAAAAAAHc/dELu86iYn8U/s1600/imperio-romano.jpg
    Muchas gracias y un saludo.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que los llamaba hispanos por hablar español, porque suramericanos tampoco lo son todos. Los de México serían norteamericanos. Bueno, el caso es que nos entendemos. Un saludo.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.