Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 27 de junio de 2011

Deep inside, you cry, cry, cry

don't let your hopes die, die, die. Tal vez alguien se pregunte cómo he vuelto a escribir si estaba con depresión. Sigo estándolo, pero la medicación ayuda mucho. Dentro de mi corazón sigo llorando. Es como una catarata que no cesa. Pero intento hacer vida normal, porque no puedo quedarme paralizada en el dolor. Por eso repito mucho esta canción: no dejes que tu esperanza muera. Hay que mantener viva la ilusión o ya no te queda nada. Lo he pasado mal, no podía comer, no quería más que dormir, no tenía ninguna gana de encender el ordenador; ni siquiera la música me consolaba. Poco a poco he ido saliendo del hoyo y espero poder mantenerme fuera una temporada.

Cada uno es como es y yo soy hipersensible. Los temas sobre los que escribía habitualmente no eran como para animarse, pero, sobretodo, mi situación familiar tampoco. Mis padres son viejos y yo ya sabía que lo pasaría muy mal cuando llegara este momento. Están enfermos y ya apenas son válidos. Sufro al verlos así con lo que ellos han sido, pero es parte de la vida y no tiene solución. No se gana nada con darle vueltas. Ya lo sé, pero no lo puedo evitar. Los tengo presentes en mis pensamientos. Luego está el problema de mi hijo, que no va a aprobar el curso porque no ha puesto nada de su parte. Se pasa el día durmiendo y casi no ha ido a clase pero tampoco quiere trabajar. Algo muy común en estos días. Pero, en fin, es lo que me ha tocado y tengo que aprender a vivir con ello.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.