Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 29 de agosto de 2014

No hay más tontos porque el día sólo tiene 24 horas

Esto lo leí en un comentario hace unos días y me hizo gracia. Pero en el fondo es un tema muy serio porque implica que la gente se deja manipular con una facilidad pasmosa. Es decir, que acaban creyendo cuestiones que van contra toda lógica y sentido común, como apuntarse hoy en día al marxismo, que tiene la misma vigencia que hacerse carlista. Algo denostado por la historia, con millones de testimonios que demuestran que no tiene sentido. Pero ahí siguen "erre que erre". Yo no lo entiendo, de verdad. Así como criticar a la Iglesia, que es el recurso fácil de quien quiere ganarse al público sin poner en riesgo su reputación.

No importa que la Iglesia haya demostrado ser al final el último recurso de los que lo han perdido todo. Que lleve más de dos mil años al lado de los más pobres entre los pobres, los oprimidos, los enfermos y los olvidados por todos. Hay quien incluso se permite criticar al sacerdote Miguel Pajares, que murió a causa del ébola, diciendo que quién le mandaba meterse allí sin los medios adecuados. Olvidan que cada enfermo es una persona que necesita apoyo y no puede esperar a que la comunidad internacional se movilice. Incluso si no se puede hacer nada por él. Un sacerdote no es un médico del cuerpo, sino del alma, y como tal tiene que estar donde le necesiten.

5 comentarios:

  1. También a la Madre Teresa de Calcuta le recriminaban que no hiciera más por los pobres de la India. Pero bastante tenía con recogerlos para que no murieran solos en la calle. Para curarlos necesitaba muchos más medios. Ahora afortunadamente creo que ya los tienen.

    ResponderEliminar
  2. Bueno... criticar es una expresión de inteligencia cuando se trata de una crítica fundada y con sentido. Que algo sea bueno o tenga mucho de bueno, no lo hace "incriticable".
    Por ejemplo:
    Esta semana volví a leer el documento (tipo misiva) del Regnum Christi, en el que declaran conocer y aceptar los crímenes del padre Maciel -a los que no llaman "crímenes", por cierto-. A continuación, leí el documento de los enviados de Roma a México para revisar la situación de la Legión. Ambas partes hablan de la importancia de hacer una revisión crítica a la forma en que opera la Legión, y que "contribuyeron" a que pasaran las cosas como pasaron. De haberse escuchado todas las voces críticas que señalaban y exponían lo que estaba mal o podía generar cosas que estaban mal, otra habría sido la historia.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es tomar la parte por el todo. Precisamente no se puede criticar a mil millones de católicos, de los cuales varios miles hacen cosas buenas por la humanidad, sólo porque una mínima parte ha hecho algo malo. Estamos descalificando a millones por uno solo. Pero además las críticas en España no se deben a hechos concretos, sino que son algo generalizado. Un beso.

      Eliminar
    2. Hay críticas mal hechas y sobregeneralizaciones. Pero me refiero a tu frase, en la que dices que criticar a la Iglesia es un recurso fácil para ganar al público. Seguro que puede serlo; pero a menudo se descalifica la crítica completa a la Iglesia, como si no pudiera criticársele.
      Un beso :)

      Eliminar
    3. Es que no me parece justo criticar a una institución que hace tanto bueno por la humanidad sólo porque tenga sus fallos. Naturalmente, también son humanos. Un beso.

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.