Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 3 de octubre de 2013

Amistades

El otro día me llamó la atención una frase en un blog. Decía algo así como que perder a los muertos es normal pero permanecen en el recuerdo. Lo malo es perder a los vivos. Estoy de acuerdo. Será porque yo he perdido a muchos. No soy una persona fácil para hacer amistades. Me cuesta mucho encontrar a alguien con quien congenie y tenga cosas en común, y más aún conservarlo. Se ve que vine sin ese manual de instrucciones. Me imagino que la culpa es mía y no cuido la amistad pero el caso es que yo sigo llamando pero no recibo llamadas, hasta que me canso y no llamo más. Tal vez simplemente no soy una persona interesante.

Reconozco que me da envidia cuando la gente habla de amigos que son como hermanos; aunque en mi caso tampoco eso sería una gran garantía. Supongo que me he cerrado demasiado en la familia cercana y algunas veces me arrepiento de no haber cultivado otras relaciones. Sobretodo cuando parece que las cosas van mal. El resto del tiempo la verdad es que pienso que prefiero salvaguardar lo que tengo antes que arriesgarlo. Pocas parejas llegan hoy en día a cumplir las bodas de plata. Sobre la relación con mis hijos tampoco es que pueda presumir demasiado, pero siempre se conserva la esperanza de que algún día sea más estable y tranquila.

13 comentarios:

  1. Las amistades son muy relativa y es cierto lo que dices, es complicado encontrar personas que tengan los mismos intereses y gustos a los de uno.
    Besazo

    ResponderEliminar
  2. Me refiero a amistad de todos los días. Hay distintos grados también. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que amigos de verdad todos tenemos pocos, puedes tener conocidos o amigos de primer o segundo grado, pero luego están los que son más que tu familia (y no me refiero con familia al marido y los hijos, sino a los adyacentes), y de esos, se pueden contar con los dedos de una mano.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De esos es de los que yo no tengo. Bienvenida. Un beso.

      Eliminar
  4. No he entendido eso de "perder a los muertos"...¿cómo se pierden?

    Susana yo he sido durante muchos añso completamente hermética con todo el mundo, (creí que tenía motivos), cuando tendría que haber hablado mucho antes. Y ahora he aprendido a abrirme y relacionarme, personalmente, cuando puedo y me dejan, y virtualmente cuando me he dado cuenta que también se puede aportar mucho, yo, personalmente, estoy contenta de esta relación blogueril.

    No te cierres en banda. Muchos besos apretaos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se pierden los muertos porque no los ves más. Y los vivos de la misma manera, aunque vivan cerca de tu casa. La verdad es que ya no tengo fuerzas para seguir intentando crear relaciones. Un beso.

      Eliminar
    2. Ahora mismo estás creando relaciones con el blog. Yo tampoco creía que con esto se pudiera hacer amigos, y estoy descubriendo muy buena gente por aquí. No siempre las amistades son físicas o cercanas, puedes tener relación con personas que no conoces, solo virtualmente, y que sea una buena amistad.
      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Al menos es un buen sucedáneo. Un beso.

      Eliminar
  5. Yo creo que una cosa son los amigos y otra las amistades, yo al menos, sí hago esa distinción. Para mí amigo es aquel que con sólo oir tu voz o ver tu cara, incluso por la forma en la que le contestas a un mail ya sabe que algo te pasa y amistad, pues aquella que tienes con personas con las que sí tienes cosas en común y cierta complicidad, pero que nunca irán a nada más.
    Besinos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo has explicado muy bien. Tengo amistades pero no amigos. Un beso.

      Eliminar
    2. Yo creo que ese paso entre amistad y amigo surge en algunos casos, en cualquier momento y sin saber porqué. Hay amistades que pasan a ser amigos, otros nunca lo harán.
      Como bien dice Mª José, arriba, con el blog se establecen relaciones, yo tampoco creí que eso pasara, pero es así. Empatizamos con las alegrías y con las tristezas de otros, personas a las que no conocemos personalmente, ¿en algún momento podremos considerarlas amigas? Quizás, no lo sé. Creo que lo que vivimos en este mundo de la blogosfera, no deja de ser la vida pero en la red.
      Besinos

      Eliminar
  6. Bueno, a veces toca hacerse amiga de una misma :)
    Abrazo.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.