Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

miércoles, 12 de diciembre de 2012

El pecado original

Para los que no conozcan la historia, Adán y Eva habitaban en el paraíso donde los animales eran mansos y la comida no había más que recogerla. Digamos que venía a ser como un zoológico donde no tenían que preocuparse por nada. Sin embargo, comieron de la manzana prohibida, lo que viene a querer decir que desobedecieron a Dios porque querían tener libertad y decidir su destino. Así que fueron expulsados del paraíso a un lugar peligroso donde tenían que buscarse la vida por su cuenta.  Por eso, cuando la gente dice que si Dios existe por qué permite el mal, yo contesto, porque no vivimos en el paraíso sino que tenemos libre albedrío para elegir nuestro camino.

El caso es que hay otra manera de verlo que tampoco va contra las escrituras, porque todo es interpretable. El pecado original viene a ser la soberbia, querer ser como Dios y tener su poder sobre todas las cosas. Cuando vivimos en circunstancias adversas aprendemos de nuestros errores y nos vamos haciendo más fuertes y más sabios, en la mayoría de los casos. De ese modo la persona se perfecciona al intentar cumplir con la voluntad divina en un entorno hostil y también aprende humildad. El pecado original no se debe tomar textualmente como una manzana, sino como aquello que nos hace creer infalibles y nos impide ver nuestros errores y debilidades.

8 comentarios:

  1. Todo es interpretable, como dices.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta interpretación no me la he inventado yo. Me la dijo un sacerdote. Un beso.

      Eliminar
  2. Chesterton hablaba del "lamentable incidente de la manzana". Todos nacemos con el pecado original y aunque el bautismo lo suprime quien no note la naturaleza herida es que no se entera.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como casi todo en la Biblia se trata de un relato alegórico. Los hombres somos semejantes a Dios en todo menos en el pecado. Un beso.

      Eliminar
  3. Exactamente. El pecado viene a ser el precio de la libertad. Si no fuéramos libres no pecaríamos, pero no tendría ningún mérito. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente :) Hermosa alegoría, todo el Génesis.

      Eliminar
  4. anónimo. Ya me extrañaba a mí que no saliera el tema. ¿Sabes cuántos sacerdotes y religiosas hay en este momento por todo el mundo al servicio de los más pobres? Varios miles. Sólo la vida de uno de ellos ya compensa lo que haya podido hacer algún desviado. Se te olvida como siempre que los curas pederastas son homosexuales y, por tanto, su problema no viene de la condición de sacerdotes, sino de la homosexualidad. De hecho, la inmensa mayoría de los pederastas lo son, y sólo un porcentaje mínimo son curas.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.