Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 27 de diciembre de 2011

Villancicos en inglés

En muchos centros comerciales han encontrado la forma de celebrar la Navidad sin que nadie se sienta ofendido: se trata de poner la música de los villancicos en inglés u otro idioma. Es una idea un poco simple pero funciona. De este modo puedes vivir el espíritu navideño "disimuladamente". Los que oyen las canciones con suerte no las entienden aunque les suene la melodía. Estas cosas sólo pasan en España. En EE.UU. ya estaban preparando las navidades a lo grande y recuerdo que incluso, en el comedor del hotel, había un crucifijo y a nadie se le ocurría protestar o poner el grito en el cielo. El que no quiera mirar que no lo haga. Otros ponen cuadros abstractos horribles y tampoco se queja nadie.

En países con menos mayoría creyente y muchos protestantes, no tienen el menor reparo en llenar todo de Nacimientos, como en los mercados callejeros de Alemania, por ejemplo, que son una preciosidad. Tampoco creo que se dediquen a prohibir las celebraciones en los colegios. En el norte de Europa hay una tradición muy extendida respecto a los villancicos. Yo creo que todo el mundo debería comprarse un libro de historia y darse cuenta de que la religión lo ha sido todo en España durante más de veinte siglos, incluso en época musulmana (y más todavía por entonces). No se puede entender nuestra cultura, nuestro arte, ni los propios nombres de nuestras localidades sin acudir a un pasado religioso que ahora algunos quieren borrar.

9 comentarios:

  1. Como siempre estoy de acuerdo contigo. Aquí somos mas papistas que el Papa, no vaya a ser que se moleste alguien, y no piensan que los católicos si pueden sentirse ofendidos, pero en fin, es lo que hay. Por lo menos se siguen viendo belenes, en los centros comerciales, tiendas y colegios. Es algo que no creo que cambie, aunque cualquiera sabe, porque si han quitado los crucifijos cualquier día quitan los belenes. espero que no. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  2. Ana. Los belenes aún se ven porque son negocio privados. Espero que no desaparezcan. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Sin el conocimiento de la religión, uno cuando va a un museo, a cualquiera, no puede entender casi nada, ni en España ni en ningún sitio.

    ResponderEliminar
  4. Me parece raro poder asimilar un villancico en otro idioma que no sea el castellano, más que nada porque suenan mejor y se entiende... jejeje

    Un beso guapa ^.^

    ResponderEliminar
  5. A mí también me gustan más. Un beso.

    ResponderEliminar
  6. La Navidad está llena de símbolos religiosos que casi todo el mundo acepta: la estrella de belén, el Belén, los Reyes Magos, incluso Papá Noel en realidad es San Nicolás. Parece que esta fiesta no molesta y hasta gusta, aquí parece que no hay que esconderse.
    Paz y ¡Felices fiestas!

    ResponderEliminar
  7. Las pocas excepciones a la norma hacen mucho ruido. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Hablo pensando en la situación de mi país: yo creo que es importante discutir cómo se van a "llevar" la tradición y la religión, para respetar la tradición y tener un comportamiento de Estado laico. La celebración de la navidad es una tradición en México, y por eso se le hace sitio en las escuelas, en los edificios públicos, en las calles. Del mismo modo, recuerdo que hubo un tiempo, cuando yo era niña, en que se intentó omitir la celebración de Halloween, para imponer la del Día de muertos, en donde yo vivía. Pero entre nosotros, por la cercarnía con Estados Unidos y la lejanía con el centro del país, realmente lo tradicional era celebrar Halloween. En un afán de nacionalismo, todos en México debíamos sumarnos a una tradición que no era de todos.

    ResponderEliminar
  9. Veo que estás con los post antiguos... Como dices, la religión forma parte de la tradición de nuestros pueblos y por esa razón no se puede desligar del estado. Aquí también tenemos Halloween. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.