Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

lunes, 19 de diciembre de 2011

No lo entiendo

A estas alturas de la vida y con mis casi cuarenta y seis años ya debería haber entendido el comportamiento de las personas. Sin embargo, por más que me esfuerzo, siempre me acaban sorprendiendo para mal. El mundo de internet cuenta además con el gran atractivo del anonimato y de la masa. Ya se sabe que la gente que te conoce de verdad no te diría esas cosas ni aunque realmente las pensara. Pero en la red los sentimientos pierden valor y todo es admisible. Viene a ser como un desahogo interior, como quien va a un partido de futbol para poder insultar a los adversarios aunque en realidad no le importe en absoluto ni el equipo ni el resultado del encuentro. Es pura rabia animal.

Del mismo modo, hasta ahora he comprendido que la gente venga a mi blog a desahogar sus propias frustraciones y rencores, atacando mis ideas, mis creencias e incluso opiniones de lo más inofensivas. Pero realmente no contaba con que fueran capaces de venir a molestarme sabiendo que estoy deprimida y tengo mis razones; que tanto mis padres como una de mis cuñadas pueden morir en cualquier momento. Yo pensaba que ante situaciones así existía una empatía más fuerte que cualquier trasfondo ideológico o social. Yo creía en esa moral universal que hace que sintamos cierta comprensión hacia el que sufre incluso aunque no sea de nuestro agrado. Evidentemente, estaba equivocada. Por suerte, todavía queda gente buena.

21 comentarios:

  1. Y lo que te quedará por ver!!
    Yo también pensaba y sigo pensando como tú dices pero olvidate, vivimos en un mundo de egoismo donde solo prima el yo,yo,yo, mi,imi,mi y los demás importamos muy poquito.

    Un abrazo amiga y feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  2. Es que en el fondo sigo siendo una inocente... Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Hay mucha mala uva suelta por ahí, y gente incapaz de comprender nada que no case con su corta y estrecha visión. Ni caso.

    ResponderEliminar
  4. Susana una de las cosas que he aprendido es que hay que ignorar los comentarios dañinos de gente que no te conoce. A los que no quieres ni te quieren, y que solo van a dañar no hay que hacerles caso, no hay que darles cancha. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Modestino. Yo sólo esperaba que no dijeran nada.
    Superwoman. Tienes razón.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Uff bonita yo tengo 54 y no entiendo como actua mucha gene , bienvenida al mundo ciber, donde crees que se te puede entender, pero alguna gente no lo hace al contrario hace demasiado daño, te lo digo por experiencia, deseo de corazon que tus familiares sigan a tu lado muchos años mas, un fuerte abrazo de corazon.

    ResponderEliminar
  7. Supongo que nunca lo entenderé. Gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Quedo YO para decirte...que NADA te tumbe la moral Susana. Un besote

    ResponderEliminar
  9. Independientemente de que te conozcan o no, yo tampoco entiendo cómo existe maldad en la gente, o porqué les divierte (si es que les divierte) comportarse así.
    Con lo bien que vive uno sin meterse con nadie, viviendo su vida, tranquilos y deseando el bien.
    Las malas cosas vienen solas, no hay que buscarlas, ni mucho menos deseárselas a nadie.

    Biquiños Susana. Ni caso a los que no te desean nada bueno. Ellos se lo pierden!

    ResponderEliminar
  10. Vivimos tiempos convulsos, en los que la soledad ha adquirido un papel demasiado importante. La gente no entiende su vida, no la soporta y no sabe cómo deshacerse del dolor y lo vuelcan sobre el otro. Así de sencillo. Si a eso le añades, la carestía de principios morales, tienes la respuesta a tus preguntas. No todos han tenido la suerte de recibir una educación ni tan siquiera cariño. No es más que eso, Susana. Siento, por otra parte, lo de tu cuñada; no lo sabía.

    ResponderEliminar
  11. Winnie. Eso intento.
    Leles. Yo tampoco entiendo cómo disfrutan del mal ajeno.
    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Zambullida. Es realmente triste. Mi cuñada tiene un cáncer terminal. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Yo no obligo a nadie a leer este blog. Por supuesto que morirán si Dios quiere, y cualquiera de nosotros, porque lo está claro es que nadie es inmortal. Lo más que podemos hacer es rezar por un final lo más lejano y lo más llevadero posible.

    ResponderEliminar
  14. La verdad que me he quedado en shock con tu comentario. Se que hay gente preversa pero de ahi a entrar a tu espacio y atacarte, es increible. Por lo que estas pasando es muy fuerte y doloroso, y hay que respetar el dolor ajeno. Yo estuve hace dos åños con mi esposo padeciendo de cancer terminal, gracias a Dios se hizo un trasplante de medula y se recupero. La oración y la confianza en Dios, suele dar paz en los moemntos dificiles.

    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Cuánto me alegro de que tu esposo se recuperara. Seguiré tu consejo. Un beso.

    ResponderEliminar
  16. No te preocupes por los comentarios bordes,no te conozco pero te digo de corazon ,que no hay mejor desprecio que no hacer aprecio,te dire una cosa que ami me paso personalmente tenia yo un pequeño bajon,entonces me fui,a una fiesta campera,miro para un camion muy grande de los feriantes y leo LO QUE ME DESEES QUE DIO ...TE LO DOBLE.en fin ....por si te sirve de ayuda

    ResponderEliminar
  17. Sí, yo no acabo de entender a que vienen esos sujetos (chatín vente a mi casa si quieres) perdona Susana, de todas formas también puedes pensar que lo que dices tiene buen fondo, y eso les revienta. Un beso Susana! y Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
  18. Mi abuela dice "de todo hay en la viña del Señor..." hay toda clase de personas Susana.
    En todo caso animo, continua adelante, Dios no desampara a sus hijos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Si es que hay gente que se ocupa solo de "joder". No entienden que es tan fácil, como si un blog no les gusta no entrar y se acabó. Pero, no, tienen que fastidiar, molestar y hacer daño, sólo por el hecho de hacerlo. Pero tú debes saber diferenciar, y pasar de esa gentuza.
    ¿Tu madre, mejor? Espero que sí. Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  20. Anónimo. Gracias, pero me cuesta no darme por aludida.
    Tomae. Pues sigo sin entender por qué.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. Florialv. Hay de todo y en cantidad, parece.
    Ana. Mi madre no puede estar ya mucho mejor, pero nos conformamos con que esté.
    Besos.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.