Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 1 de diciembre de 2011

Cantar victoria

Cuando digo que soy un poco gafe... Basta que me sienta un poco más tranquila para que todo se complique rápidamente. Mi madre está otra vez en el hospital y no sé por cuanto tiempo ni si podré publicar este post. Es tremenda esta sucesión de sobresaltos que vivo desde hace ya casi dos años con la salud de mis padres, cuando no es uno es el otro. Yo sabía que este momento llegaría y que no lo iba a llevar nada bien. No soporto verlos mal  y eso es algo que ninguna palabra puede evitar, ni siquiera mi terapia psicológica. Aunque sé que a todos nos llegará ese momento, que la vida es así... Es más fácil hablar de los demás que vivirlo en tus propios seres queridos. Es demasiado duro.

Ahora tengo migraña (ya la tenía antes) y me tengo que ir corriendo al hospital después de recoger a las niñas del colegio. La semana con dos festivos que teníamos por delante me temo que ya no se presenta tan prometedora como antes. Me siento muy egoísta de pensar de esta manera, pero es que mi marido y mis hijos también desean hacer cosas especiales de vez en cuando y, con esta situación, nunca sabemos si va a ser posible. Al menos, no sucedió durante nuestro viaje o no lo habríamos podido disfrutar con la preocupación. Con razón me da miedo siempre cantar victoria cuando parece que las cosas van funcionando. Pero es lo que me ha tocado ahora y no me queda más remedio que vivirlo.

Mejor he decidido poner ya el post aunque haya dos hoy. También he puesto debajo unas fotografías de mi viaje a EE.UU. Besos.

18 comentarios:

  1. De todo se sale. Sigue así, que lo estás haciendo bien. Y mucho ánimo.
    Los hospitales no son lugares agradables, menos para los que están ingresados.
    Un beso fuerte, fuerte (o suave, suave para no molestar más a la migraña).
    Al llegar a casa, en la soledad de la noche, coge aire, hondo, tan hondo hasta que sientas que tus pulmones no dan más, luego suéltalo lentamente.
    A mí me alivia.

    Más biquiños

    ResponderEliminar
  2. aY A mi mis papis ya se fueron....Es durísimo verlos ponerse malitos....en fin. Un abrazote

    ResponderEliminar
  3. Espero que mejore pronto y que sólo sea un susto. Cuando nuestros padres se hacen mayores, sabemos que estas cosas pueden pasar, así que sólo hay que tener paciencia y darles mucho amor. Ya he visto las fotos en el otro post, y me ha dado una envidiaaaaaaa. Yo quiero, yo quiero ir, yo quiero irrrr. (A ver si alguien me escucha y puedo viajar este año, aunque lo dudo)
    Lo dicho, que se mejore tu mamá y muchos besos, y cuídate esas migrañas.
    Ana

    ResponderEliminar
  4. Eso es algo que siempre preocupa...el paso de los años, el que se vayan haciendo cada vez más vulnerables...te entiendo, es algo en lo que antes ni pensaba y ahora me acojona a diario...Mucho ánimo Susana, espero que tu madre salga prontito del hospi y se recupere.

    ResponderEliminar
  5. A determinadas edades, estos acontecimientos son inevitables, Susana. Tengo a una amiga con sus padres enfermos en casa y sólo ella puede atenderlos; su padre está ya desahuciado y esperando la muerte. No eres gafe, la vida es así. Si piensas en positivo, todo lo verás de otro color y las cosas pesarán menos. Todos, de un modo u otro, vivimos sobresaltos. Siento mucho lo de tus padres, Susana. En estos casos, la oración ayuda mucho y da paz. Rezaré por ti.

    ResponderEliminar
  6. Leles. Gracias por tu consejo. Los hospitales los llevo cada vez peor.
    Winnie. Lo siento. Están siempre mal, los pobres.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Ana. Se cayó mi madre pero parece que no se ha roto nada, gracias a Dios. Espero que pronto puedas viajar tú también.
    Pikifiore. Sí, eso espero. Que no la tengan toda la semana ingresada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Zambullida. Gracias por tus oraciones. Ya sé que es inevitable, pero no me acostumbro. Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Mucho ánimo, seguro que todo se acaba resolviendo.
    A mí también me está tocando una época bastante gris...
    besines

    ResponderEliminar
  10. Yo es que no salgo de la neblina... Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Hace quince días se cayó mi madre. Resultado: los dos brazos escayolados, y la cara como el saco de un boxeador. Ánimo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Vaya. Que se mejore tu madre. Un beso.

    ResponderEliminar
  13. Susana que todo te baya mejor Feliz fin de semana.
    Un cordial saludo desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  14. Hola Susana

    ¿Gafe? Para nada, al hacernos más mayores también somos más frágiles para ciertas cosas. Por un parte, tienes la gran suerte de tener a tus padres con vida y cerca de ti, aunque eso supongo un gran trabajo para ti.

    Te deseo mucha fuerza, salud, ánimo y una recuperación buena para ti y para ellos.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  15. La verdad es que yo pienso que debe ser bastante duro. Mucho ánimo en éstos momentos y seguro que las Navidades sí las disfrutáis.
    Un beso

    ResponderEliminar
  16. Es dificil, pero a cierta edad esas cosas son inevitables. Ahi veo que tu mama sufrio una tremenda caida. espero vaya mejorando. Para ti. paciencia y presencia de animo.

    Merry Kisimusi!

    ResponderEliminar
  17. Gracias por vuestros buenos deseos pero me temo que a mi madre la tienen que operar de una vértebra, así que voy a estar desaparecida una temporada. Besos.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.