Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

sábado, 15 de noviembre de 2014

1980. Una película imprescindible

Seguro que no habéis oído hablar de ella pero se estrenaba hoy. Es una película documental de Iñaki Arteta sobre las víctimas de eta. Se centra en el año ochenta porque fue cuando la banda terrorista mató a cien personas, un atentado prácticamente cada tres días. Muestra las impresiones de personas que vivieron aquello, algunos desde el lado de las víctimas, otros como testigos mudos y alguno como culpable. Entre estos últimos destaca monseñor Setién que todavía hoy continúa justificando aquello. Y es que no hubiera sido posible sin la complicidad de una buena parte de la sociedad y de la iglesia vasca como colaborador necesario.

Resulta muy duro revivir esos días para los que los vivimos, aunque fuera desde mis catorce años. Pero es peor todavía pensar en la responsabilidad que tuvimos cada uno. En primer lugar, los que apoyaban y ayudaban a eta, en segundo lugar los que miraban para otro lado y por último los que de algún modo nos desentendimos del problema. En el año 2006 yo abría mi primer blog y al poco tiempo empecé a escribir otro blog en la revista Hoymujer con relativo éxito. Hasta el día en que salió el tema de eta y, las mismas personas que yo consideraba mis amigas virtuales pasaron a justificar el terrorismo. Cerré el blog y me fui.

Después me he arrepentido mucho de esa decisión. No lo hice por miedo por mí misma. Lo hice porque me sentí asqueada, tanto que al poco tiempo enfermé y me tuvieron que ingresar con una gastritis. No podía seguir relacionándome como si nada con esas personas que no eran capaces de distinguir entre asesinos y víctimas y los ponían al mismo nivel. No podía seguir hablando de cosas banales. Ahora pienso que tenía que haber seguido. Pensé que esa no era mi guerra y, si tanto les gusta, con su pan se lo coman. Tampoco quise implicar a la familia de mi cuñado en Bilbao o a los parientes militares de mi marido. Pero yo también soy responsable de lo que pasó.


3 comentarios:

  1. Cada cual sabemos de qué somos responsables, en nuestra conciencia, si nos tomamos el tiempo y el cuidado de escudriñar; pero ten cuidado de no tomar responsabilidades ajenas, que ya es bastante con las propias... digo yo.

    ResponderEliminar
  2. Está muy bien que te reafirmes.

    No eres responsable. No lo creo. Sinceramente.
    Hay problemas que necesitan soluciones que escapan de nuestras posibilidades. El tema de Eta fue sangrante, terrible, dolorosísimo y desde luego imposible de solucionar por el buen hacer de unos pocos. Eso creo.

    Besos, muchos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias. Hay responsabilidades directas o indirectas. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.