Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 6 de junio de 2013

Reparto de galardones entre los no participantes

Es parte de un decálogo que existe sobre las leyes del trabajo en equipo. La conclusión es que al final acaba llevándose el mérito el que no ha hecho nada, mientras que el resto quedan al margen. También se puede decir eso de "unos cardan la lana y otros se llevan la fama". Estoy leyendo un libro de Paulo Coelho que trata sobre la soledad de los triunfadores, de aquel que ha triunfado y ya no le quedan aspiraciones que cumplir. Se llama El vencedor está solo. Sin embargo no es ésa la impresión que dan los que llegan a la cumbre de la popularidad. Al menos sus agendas rebosan de teléfonos, aunque tal vez a la hora de la verdad no les sirvan.

Pero me temo que el éxito es un don muy esquivo y no basta con ser el mejor; ni siquiera con ser una buena persona y preocuparse por los demás. Hay que dominar el arte de la visibilidad, que dice Coelho, es decir, saber estar en el lugar adecuado en el momento justo. Yo desde luego hace tiempo que dejé de aspirar a esa posición porque desde pequeña tuve muy claro que mi lugar estaba al margen. Sin embargo, cuando veo personas que brillan en sociedad sin merecerlo y otros que no reciben las compensaciones que merecen por su esfuerzo, no puedo evitar que me siga pareciendo muy injusto. Pero así son las cosas...

10 comentarios:

  1. No basta con ser bueno, hay que parecerlo.

    ResponderEliminar
  2. Me sucede igual, a veces. En la actualidad en nuestras sociedades hay un sin numero de personas que brillan y son millonarios sin merecerlo. Pero afortunadamente, hay otra realidad, lo material entretiene pero no llena espiritualmente, de ahi que el "vencedor está solo"

    un abraxo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento más por los que lo merecen y no lo logran que por los que lo logran sin merecerlo. Un beso.

      Eliminar
  3. Al que quiera brillar le tocará aprender cómo hacerse visible :)

    ResponderEliminar
  4. Pienso que tiene mucho más valor el éxito cuando se vive con una sensación de bienestar y tranquilidad espiritual. No se puede disfrutar el triunfo cuando se siente un tremendo vacío interior. De esas personas no me preocupo, sino de intentar de que mi vida sea un constante experimentar y disfrutar de las cosas buenas que Dios me ha regalado. De intentar dar lo mejor de mi a todos quienes me rodean y por supuesto de cuidar mi salud física, mental y emocional, y así me siento una persona sumamente realizada y exitosa. De esto que te digo podemos desprender que el "éxito" tiene muchas facetas y todos podemos interpretarlo de manera distinta. Muy buen post Susana, besitos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sentirse exitoso forma parte de la autoestima y yo siempre la tengo en el mínimo. Un beso.

      Eliminar
  5. Creo que el éxito es como la belleza, el que la tiene no la ve, el que no lo tiene lo desea fervientemente...
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No se me había ocurrido verlo así. Un beso.

      Eliminar
    2. No lo veo así, pero qué interesante forma de verlo, y que bonito se oye :)

      Eliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.