Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

viernes, 28 de septiembre de 2012

Necesidades reales

A veces me inspiro en lo que leo en otros blogs para mis propios posts. He leído a Dolega sobre un curso de prostitución y he leído a Madreymás sobre un mendigo de la calle. Todo ello me ha hecho pensar que nunca sabemos hasta qué punto alguien tiene necesidades reales o, volviendo a lo que hablaba el otro día, sólo quiere que le subvencionen la vida. Precisamente hace poco estaba yo en el metro cuando entró una señora a pedir dinero, pero era una mujer de mi edad, aparentemente con buena salud y española. Además decía que es que su ex marido no le pasaba la pensión y por eso necesitaba dinero.

Vale, pero ¿por qué no limpia casas?. En eso siempre se encuentra trabajo. Incluso yo, con mis múltiples achaques, si necesitara el dinero para vivir no tendría inconveniente en convertirme en asistenta o cuidadora. Lo que no puede ser es que pretendas que alguien te solucione tus problemas sin poner nada de tu parte. La verdad es que estuve a punto de hablar con ella, pero no me atreví. Nunca se sabe cómo va a reaccionar la gente. Por eso también, no podría asegurar que la prostitución es una profesión como otra cualquiera. Dentro de ese negocio hay gente obligada, gente que lo elige e incluso por vicio. No es nada fácil saber las motivaciones ajenas.

Lo cual me lleva a que tampoco es fácil encontrar soluciones. A veces no le haces un favor a un mendigo por darle dinero ni estás ayudando a las prostitutas si pides la legalización. Que algo exista y haya existido siempre no quiere decir que se trate de algo aceptable o recomendable. También el aborto ha existido siempre y no por eso hay que legalizarlo. Ante un problema o una necesidad, existen dos opciones que son intentar ayudar o dejar de considerarlo un problema. En mi opinión, lo único válido es lo primero. Pretender que la prostitución es un trabajo o subvencionar a todos los mendigos no hace más que empeorar la situación.

21 comentarios:

  1. A mí una chica me pidió un snack, se lo di, y me pidió otro para su hijo. Tenían algo de familia gitana. Por una parte me alegré por ellos, pero por otra me sentí humillado

    ResponderEliminar
  2. Mientras pidan comida no tengo inconveniente. Lo malo es el dinero que no sabes para qué lo usan. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Estamos de acuerdísimo en tres cosas:
    - No es fácil encontrar soluciones. Le agrego: y las soluciones fáciles suelen no funcionar.
    - Que algo exista y haya existido siempre no quiere decir que se trate de algo aceptable o recomendable. ¡Por supuesto! Le detallo: eso incluye normas, ideas, comportamientos.
    - No es nada fácil saber las motivaciones ajenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca se sabe cómo ayudas mejor a una persona. Un beso.

      Eliminar
  4. Es tan difícil, Susana este tema. Es dar la caña y enseñar a pescar...algo así es...pero a veces no se sabe si eso es lo mejor.... Presiento que muchas veces también para, por ejemplo, fregar...se prefiere a alguien con referencia...Quizás no es tan sencillo como querríamos dar trabajo aunque sea humilde al que lo necesita. Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede que le cueste más encontrar trabajo, pero todos empezaron sin referencias. Un beso.

      Eliminar
  5. "Cuando una persona se carga sobre las espaldas las pruebas o circunstancias que le corresponde superar a otra, se le complace y no se le ayuda, ya que impides que se ponga a prueba sus capacidades, contribuyendo a su estancamiento espiritual. La auténtica ayuda consistiría en apoyar y alentar a la persona para que resuelva ella misma sus pruebas o circunstancias, y así pueda avanzar.” Vicent Guillem, en "Las leyes espirituales". Hace un tiempo escribí a partir de la pregunta "¿ayudar o complacer?" y hablaba algo similar a lo que planteas. Este texto refleja mi opinión. Te dejo muchos cariños.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué buena reflexión. Me recuerda a mi hijo. No veas lo que me cuesta no darle facilidades. Un beso.

      Eliminar
  6. Pues sí, tienes razón, pero ya me dirás como se solucionan esos temas, porque complicado parece.
    Besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no tengo las respuestas. Ya me gustaría. Un beso.

      Eliminar
  7. Profunda reflexión en este texto Susana... muchas veces no se sabe como actuar en estas circunstancias.
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si no das nada te sientes culpable y si lo das piensas que estás haciendo el tonto. Es un problema.
      En cuanto a la prostitución sí que tengo más claro que la prostitución no soluciona nada, ya que la mayoría de las prostitutas están obligadas por otro. Un beso.

      Eliminar
  8. Comparto tu opinión. ¿Hasta cuando el pedir limosna deja de ser una actitud emergente y pasa a ser un oficio? Hay un discapacitado que con su silla de ruedas se mente entre los autos y pide limosna. Hace tres días lo vi, haciendo lo mismo solo que eran las nueve de la noche. ¿Acaso no piensa que lo pueden atropellar? ¿Es tanta su necesidad o codicia? no lo sé, pero le preguntes lo que le preguntes, responderá que es por necesidad. Para saberlo hay que indagar... Un abrazo y un beso Rub

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, y no es nada fácil buscar la historia de cada persona. Un beso.

      Eliminar
  9. Muy buen tema y muy bien tratado. Sexo por dinero no me convence, Una limosna a quien verdaderamente lo necesite no tien nada de malo. Ahora bien, si existiera una buena distribución de la riqueza, y buen juicio por parte del hombre/mujer para emplearla, no existiria la mendicidad.

    un abraXo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En un mundo ideal estas cosas no existirían, pero la libertad de que disfrutamos nos permite también cometer errores, a veces muy graves. Un beso.

      Eliminar
  10. YO CREO QUE MUCHA GENTE QUE PIDE: es por mafias que les obligan, y otros para vicios, droga, alcohol, juego. Hoy nadie tiene porque pasar necesidad y menos los niños siempre, hay organizaciones que ayudan, sin lujos, pero de vestir y comer no te falta. Hay mucho vago y comodo, PERO TAMBIEN HE DE DECIR, QUE HA AUMENTADO MUCHO, LA GENTE SIN NADA, Y EL DINERO NO LLEGA Y TRABAJO NO HAY, Y MAS PARA GENTE DE UNA EDAD, pero siempre hay iglesias u organizaciones que ayudan, hay que pedir ayuda,. Muchos compañeros de trabajo ayudan a ex compañeros, recaudan , gente que está con depresiones y no tienen trabajo, HAY MUCHA NECESIDAD ESCONDIDA. LO QUE HAY QUE HACER , ES EN VEZ DE DAR AL MENDIGO,,, que a lo mejor se gasta en alcohol, dar algo al banco de alimentos, u otras asociaciones, aunque solo sea paquetes de comida, HAY MUCHO NECESITADO......

    SUSANA SEGUIMOS REZANDO POR MIGUEL. Cuentanos como va . Fuerza y animo. Y por ti.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En mi parroquia dicen que hay gente que no se deja ayudar.Gracias. Besos.

      Eliminar
  11. Tema complicado. Creo que lo único que podemos hacer es dejarnos llevar por nuestra intuición.
    Besazo

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.