Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

martes, 16 de agosto de 2011

El mundo con la JMJ

He vuelto de vacaciones y, aunque no pensaba tocar este tema, siento que tengo que escribir sobre lo emocionada que me siento con la Jornada mundial de la juventud. He tenido ocasión de ver a cientos de jóvenes en mi lugar de veraneo celebrando juntos este encuentro, haciendo turismo y luciendo sus distintivos sin miedo ni vergüenza. Estando acostumbrada a que aquí te miren mal sólo por llevar una cruz, es como una bocanada de aire fresco que nos llega de todo el mundo para hacernos ver que no estamos solos, que el cristianismo ha llegado a todos los lugares del planeta y cada vez que se celebra la eucaristía, millones de personas lo hacen en toda la Tierra.

Este sentimiento de pertenencia me da fuerzas para seguir adelante con esta lucha diaria en contra de los prejuicios que se han extendido en nuestro país contra la Iglesia, a favor del reconocimiento que merece por sus continuas obras sociales y en defensa de los religiosos y los católicos practicantes. Creo que realmente España es una excepción. En ningún otro sitio se cuestiona tan abiertamente la fe ni se menosprecia tanto a los creyentes. Comprendo que muchas personas no han tenido la suerte de recibir una preparación religiosa, pero eso no justifica que se declaren contrarios a algo que ni siquiera conocen. Sólo pedimos libertad para celebrar nuestra fe en comunidad.

13 comentarios:

  1. Son cuatro gatos Susana, pero como tienen un spray no paran de pintar y parece que son muchos. A la hora de la verdad la realidad sera irrefutable.

    ResponderEliminar
  2. Yo creo en mi fe Susana y acabo de volver de la hora del desayuno y esas mareas de jovenes y no tan jovenes que ya llenan Cibeles...me enorgullecen Un beso

    ResponderEliminar
  3. Modestino. Eso espero.
    Winnie. Yo también.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. El otro día hasta José Blanco dijo por TV que la visita del Papa era buena para España desde el punto de vista económico. En mi ciudad, próxima a Madrid, hay bastantes arzobispos que han venido con sus respectivos jóvenes de Canadá, Inglaterra, Francia, Italia... Para mí, también es una fuente de alegría.

    ResponderEliminar
  5. El problema es que España se mueve por odios (que a su vez suelen venir de envidias), y eso se nota en todos los aspectos: política, fútbol, religión. Muchos quieren explicarlos como derivados de la guerra civil, pero no es así, pues son mucho más antiguos, y ellos fueron la causa de la guerra civil.

    Y mira que me gusta poco hablar de la guerra civil... Pero me repatea ver el mapa post electoral en rojo y azul. Y no me gusta el fútbol, pero me repatean los antimadridistas, y los antiblaugranas. Y, por supuesto, apenas hay ateos convencidos, lo que hay es anticlericales, anticatólicos radicales que no entienden de nada, pero lo odian todo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Es lamentable el irrespeto a las creencias de otros, sobre todo sino se conocen ni se han vivido.
    Sin embargo Susana, el amor, la justicia y la misericordia de Dios siempre prevaleceran.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Zambullida. En mi ciudad también está lleno de jóvenes y están haciendo gasto en todos los bares que otros años no tenían clientes en agosto.
    Alanruf. Estoy de acuerdo.Es una cuestión de odio sin más. Por eso no se puede razonar con ellos.
    Florialv. Dios te oiga.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. ...Estoy más que sorprendido por la organización, la logística y el entusiasmo que "arrastran" los que participan de la JMJ ¡es contagioso!

    ResponderEliminar
  9. A mí, cada vez que los veo por la tele, se me saltan las lágrimas. Es cierto que soy de lágrima fácil, pero todo cuanto tiene que ver con B-16 me conmueve, no lo puedo evitar.

    ResponderEliminar
  10. Hola, Susana. Tengo a dos hijas en Madrid desde el martes y mañana se va en tren un ciudadano; no ha podido marchar antes porque trabaja. La mayor de ellas- poco dada a contar sentimientos-nos ha explicado que es indescriptible la emmoción que se siente. Tantos jóvenes que no se han visto nunca y como si se conocieran desde siempre. Todos unidos por una fe alegre esperando al Santo Padre.

    Creo que estas Jornadas van a ser un antídoto contra la desesperanza, contra la "indignación" como único motivo de unión entre los jóvenes...
    Los veo por la tele y es el vivo retrato del catolicismo que no sabe de razas, lenguas, clases sociales... En este caso mejor una imagen que mil palabras.

    Cómo me alegro de que hayas tocado el tema...
    Un beso, Susana.

    ResponderEliminar
  11. Es realmente impresionante. Nada ni nadie puede estropear este momento. Un beso.

    ResponderEliminar

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.