Páginas vistas en total

Nubes sobre el Mar

Nubes sobre el Mar
Cuadro pintado por mi hija pequeña

jueves, 21 de abril de 2016

Podemos incita a quemar iglesias

El partido morado y su frente mediático siguen flirteando con la violencia

El nuevo ‘héroe’ de Podemos llama ‘chiste’ a animar a incendiar iglesias con gente dentro

Mie 20·4·2016 · 23:23 1
“Quemar iglesias me parece una barbaridad si no hay nadie dentro”. Este miserable comentario fue publicado en 2013 por Facu Díaz, compañero televisivo de Pablo Iglesias en “La Tuerka”.
En 2014 se mofó de disidentes detenidos en Cuba
En 2012 fue denunciado por amenazas graves a dos tertulianos televisivos
Éste es el tuiteo publicado por Díaz en el día de Navidad de 2013:
Denunciado por la Fiscalía por incitación al odio
Hoy la Fiscalía llamó a Díaz a declarar como imputado, por una denuncia presentada en 2014 por una posible vulneración del Artículo 510 del Código Penal, que recoge los delitos de incitación a“la discriminación, al odio o a la violencia contra grupos o asociaciones, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia o raza, si origen nacional, su sexo, enfermedad o minusvalía”, unos hechos castigados con la pena de prisión de uno a tres años y multa de seis a doce meses.
Un nuevo ‘héroe’ de Podemos, junto a ‘Alfon’ y Bódalo
Este miércoles Facu Díaz fue trending topic en Twitter en España. Muchos miembros y simpatizantes de Podemos le han dirigido muestras de apoyo. Después de dirigir sus adhesiones a “Alfon”, condenado por llevar explosivos a una huelga, y a Andrés Bódalo, concejal de Podemos enviado a prisión por agredir a un edil del PSOE, lo que le faltaba al partido morado es apoyar a un tipo que se dedica a incitar a quemar a cristianos. Desde el frente mediático de Podemos han maquillado de la forma más burda el motivo de la imputación. A modo de ejemplo, el diario ultraizquierdista Público titula que a Díaz está “imputado por un chiste de humor negro de 2013″. Incitar a quemar iglesias con gente dentro le parece un chiste de humor negro al mismo diario que tachó de “islamófobos” a quienes se manifiestan contra la islamización de Europa.
Díaz reconoce que “quería decir una barbaridad”
En una entrevista en ese mismo diario, Facu Díaz reconoce lo obvio: Es evidente que quería decir una barbaridad”. Y quería que la barbaridad le saliese gratis, le faltó añadir. Pero a renglón seguido, asegura: “Es una cosa que yo llamo chiste.” Me pregunto si diría lo mismo en caso de que otro incitase a quemar su casa, por ejemplo. Además de insultar la inteligencia de la gente, Facu Díaz miente sin rubor: dice que ignora de qué delitos se le acusan, y acto seguido reconoce: “La denuncia que me puso la Fiscalía hacía referencia al artículo 510 del Código Penal de incitación al odio.” Y en vez de negar los hechos, se pone a cuestionar el precepto penal que ha vulnerado: “Me parece que este artículo contempla una serie de delitos muy delicados y de una interpretación muy subjetiva y mucho me temo que la ideología o la tendencia política del juez tenga mucho que ver en este procedimiento. Hay que decir que eso que Díaz le presupone a la Justicia española es lo que pasa en la dictadura castrista, pero este personaje no ha tenido reparos en mofarse de la detención de disidentes cubanos por motivos políticos.
Echa de menos tener “libertad” para lanzar mensajes como el suyo
Como es habitual en la ultraizquierda, Díaz no tiene el menor pudor en presentarse como una víctima: “España tiene serios problemas de libertad de expresión, sobre todo cuando se habla de la Iglesia Católica. Tampoco es un país donde no se puede hablar, pero tiene muchas carencias. España aspiró a ser una democracia liberal y no lo es.” Es una paradoja que añore la libertad de expresión y la democracia liberal un tipo que se mofa de los presos políticos cubanos, y que en 2012 fue denunciado por amenazar a dos tertulianos televisivos de derechas: a uno de ellos, Carlos Cuesta, lo mostró apuntándole una pistola a la sien en un televisor, y a la abogada Montserrat Suárez le puso un letrero encima que decía “matar”. Es muy revelador que Pablo Iglesias tenga en su círculo de confianza a un descerebrado como éste, que manifiesta un desprecio tan descarado por todos los que no opinan como él. El colmo es que aún haya gente que quiera vendernos el apoyo a estos personajes como un medio para conseguir que España mejor como democracia.
—outono.net/elentir/2016/04/20/el-nuevo-heroe-de-podemos-llama-chiste-a-animar-a-incendiar-iglesias-con-gente-dentro/

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero vuestras opiniones siempre que vengan con educación y respeto.